Tímida pero puta

timida-pero-puta Descarga esta escena en HD

No es un secreto que nos encanta Sasha Jones, nos gusta su sonrisa, ese cuerpecito de 18 años y esa facilidad con la que le podemos sacar los colores. Pero claro, eso solo ocurre en la calle por que en el momento que la tenemos a solas en una habitación se convierte en una gata salvaje en celo, una muñequita de ébano preparada para saltar sobre ti y dejarte claro como de puta es en la cama.