Una bonita panorámica de Ela Savanas

No puedo evitarlo, es ver una galería de fotos de Ela Savanas y sentir la imperiosa necesidad de compartirla. Nos gusta su rostro, su dulce mirada, su afición voyeriana que la impulsa a desnudarse allá donde va, su culo respingón y, por encima de todo, esas imponentes tetazas naturales adornadas con dos pezones del tipo “galleta fontaneda” que lameríamos hasta quitarles el color.

Si de verdad el fin del mundo es el próximo 21 de diciembre, nos encantaría que el último fotograma que atravesase nuestro cerebro fuera una bonita panorámica de su torso desnudo.

Nota: si después de ver estas fotos de Ela Savanas te preocupa el hecho de que tenga un pezón un poco más grande del otro, por favor consulta a tu médico de cabecera. Tal vez no esté todo perdido y lo tuyo tenga cura.

¿Qué te ha parecido?